10 razones para cambiarse a la iluminación LED

LEDHoy en día más y más a menudo oímos hablar de ahorro de energía y la necesidad de reducir los residuos. Por ello, la iluminación LED está ganando un creciente interés entre las personas y las razones de este éxito son muchas, van mucho más allá de sólo el ahorro de energía. Es por eso que aquí mostramos los 10 motivos por los que debes cambiarte a la iluminación LED.

1. Bajo consumo de energía: una lámpara LED consume en promedio de 70 a 80% menos que una lámpara incandescente equivalente y un 40-50 % menos que las lámparas de ahorro.

2. Una vida más larga: la vida media de las lámparas LED de calidad varía de 35.000 a 50.000 horas, frente a 2000-6000 horas de la lámpara halógena y 10.000 – 12.000 lámparas de bajo consumo.

3. No contaminan: las lámparas LED no contienen ningún tipo de elementos tóxicos o dañinos para el medio ambiente o para los seres humanos. A diferencia de lámparas de bajo consumo, contienen mercurio, muy tóxico y perjudicial para el medio ambiente y el cuerpo humano.

4.No se calientan: ¿cuántos somos los que nos hemos quemado al tocar o substituir la lámpara tradicional? Con LED, este riesgo desaparecerá pues la iluminación LED no se calienta de manera que tampoco pierde energía innecesaria por la producción de calor.

5. No emiten rayos UV y no se crean campos magnéticos perjudiciales para la salud.

6. Los productos LED son muy versátiles en términos de estética y diseño, confirma que surgen constantemente nuevas luminarias con formas extrañas y modernas.

7. Iluminación de alta calidad, tanto en fresco como en caliente, el color presenta una alta reproducción cromática.

8. No más molesto y luz tenue al principio, pero la luz continua y la máxima intensidad desde el principio.

9. Las bombillas LED son muy resistentes a los golpes y caídas, a diferencia de las bombillas de filamentos.

10. Por último, no sufren encendidos repetidos y la vida de una lámpara LED no se ve afectada por este factor.

LED es la tipología de luz del futuro. ¿Por qué esperar? Si se hace especial atención a los gastos de consumo, en menos de un año se puede llegar a reembolsar la inversión inicial de su compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *