4 Ideas para tener una casa ahorradora

Una vivienda tiene multitud de gastos, desde la factura de la luz o la del agua hasta la decoración o reparaciones periódicas. Sin quererlo y aunque cuidemos de ella lo mejor posible parece inalcanzable reducir los gastos que supone para nuestro bolsillo.

Pues bien, sí que es posible reducir algunos de los gastos para tener una casa que ahorre dentro de lo posible. Te damos 4 formas de conseguirlo, tú decides cuál de los consejos aplicar a tu vivienda.

1. Apostar por la eficiencia energética desde el principio.

Si todavía estás en la fase preliminar de construir tu vivienda o vas a hacer una reforma integral de tu hogar ten presente la eficiencia energética de la misma. Tener una casa que consuma poco es siempre una apuesta por el ahorro a largo plazo.

De hecho existen estándares de eficiencia para construcción como el Passivhaus. Las casas que siguen estas directrices pueden tener un consumo casi nulo. Se basa en construir una casa eficiente en función del entorno. Estas viviendas pueden tener fácilmente un consumo energético de 50-80€ al año mientras que una vivienda media puede alcanzar los 700€ anuales.

La inversión inicial para ajustar tu vivienda puede ser un poco más elevada pero sin duda lo amortizarás en muy pocos años.

2. Suministros que no te cuesten un ojo de la cara

Una de las principales preocupaciones de los españoles es la factura de la luz, seguido del gas. Precisamente por eso debes prestar atención a tus contratos de suministro.

Por ejemplo en el caso de la luz es muy importante saber cómo ajustar tu contrato. A más del 80% de hogares les conviene una tarifa con discriminación horaria, sin embargo no la tienen ni el 20% a pesar de que supone un ahorro medio de casi 50€ al año.

También el caso de la electricidad es importante ajustar la potencia eléctrica contratada, ya que 1 de cada cuatro viviendas tiene de más, y por cada escalón puedes ahorrar unos 44€

En cualquier caso también puedes ahorrar mucho al contratar una compañía de luz más barata o una compañía de gas con una mejor oferta. 

3. Buenos hábitos de consumo en tu día a día

Una vez tienes una casa eficiente y tus suministros en las compañías adecuadas, debes sacarle partido con unos buenos hábitos. Si por ejemplo tu proveedor de telefonía  dice que las llamadas a fijos son gratuitas pero no a móviles, aprovecha esta ventaja. Si tienes una tarifa de luz con discriminación Horaria aprovecha las horas en que la luz es más barata para cocinar, poner lavadoras, etc.

4. Creatividad y paciencia

Otra forma de ahorro a la hora de redecorar la casa o mantenerla en condiciones es que tengas un poquito de paciencia, te informes bien y hagas los mantenimientos tu mismo. Mantener el jardín no es tan complicado, con prestarle atención una mañana cada quincena será suficiente.

Y si estás pensando en redecorar aprovecha muebles antiguos y restauralos para que parezcan nuevos. No es tan difícil si buscas tutoriales e inspiración en internet.

 

¿Cuál de estos consejos vas a probar primero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *