4 trucos de decoración para la habitación de tu hijo

Para decorar la habitación de un niño o niña pequeños hay que tener en cuenta que todo debe de ser muy práctico y muy cómodo para el niño. Por eso, el primero de los trucos que queremos recomendar es que se piense siempre en el niño antes que en nada más. Si algo es muy bonito pero no es práctico o no es cómodo para el pequeño, lo mejor es descartarlo.

Hoy existen muchos productos alternativos que además de ser preciosos permiten que el niño sienta la habitación mucho más suya y pueda usarla con libertad.

Una cama bonita y siempre hecha

Los niños tienden a destaparse de noche y es una preocupación para sus padres. Pero con los sacos nórdicos infantiles con cremallera esto ya no ocurre. Además, sus diseños son muy bonitos y apropiados para habitaciones infantiles por lo que quedarán perfectos en la cama.

Como no da trabajo hacer la cama, solo hay que pasar la cremallera y alisar, los niños se acostumbrarán a tener ese trabajo en sus tareas diarias y dejarán la cama siempre hecha. Así que no solo es algo decorativo, es muy práctico y tiene cierto componente didáctico. Apúntate a estos sacos nórdicos y seguro que no te vas a arrepentir.

Alfombras de vinilo, te van a seducir

Las alfombras visten la habitación y además son una zona en la que el niño puede jugar tranquilamente tumbado en el suelo. Pero también juntan mucho polvo y son terribles en casos en los que hay alergias.

Por eso, proponemos alfombras de vinilo, en las que el niño jugará perfectamente aislado del frio del suelo y que no retienen nada de polvo. Se pueden barrer, aspirar y se pueden fregar sin problema. Son muy fáciles de limpiar y muy cómodas y las venden con todo tipo de dibujos infantiles.

Vinilos para la pared

Y siguiendo con el vinilo, pero esta vez adhesivo, este material es perfecto para decorar las paredes de las habitaciones de niños. Los vinilos decorativos son baratos y los hay con todo tipo de motivos y de dibujos. Puedes crear un bosque con gnomos o enanitos o puedes poner un castillo para que tu príncipe o tu princesa tengan sus propias almenas.

Y lo mejor de todo es que pueden quitarse cuando se quiera y se puede colocar otra decoración sin problemas. Una alternativa barata y muy divertida a los cuadros de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *