Caprichos que, en realidad, no lo son tanto

Los implantes capilares son considerados por algunas personas un capricho e incluso algo muy superficial. Pero, ¿es así en realidad? Lo cierto es que esta idea ha calado por el hecho de que sean hombres quienes en su mayoría se realizan este tipo de intervenciones. Se ve normal que una mujer se preocupe por su aspecto e incluso que pueda recurrir a técnicas de cirugía estética, pero si es un hombre quién lo hace suelen ridiculizarlo y criticarlo.

¿De verdad hay algo de malo en el hecho de que un hombre se preocupe por su físico? ¿No es normal que quieran cuidar su imagen cuando viven en una sociedad en la que el aspecto es tan importante y condiciona tanto las oportunidades en la vida?

El cabello y las oportunidades laborales

Hablamos, por ejemplo, de las oportunidades a nivel laboral. Un chico joven pero con entradas o con un problema de calva incipiente puede tener menos probabilidades de que lo contraten para un trabajo de cara al público en el que se pida una buena imagen.

Si hasta hace poco el hecho de que un hombre fuese calvo no se veía como algo negativo y no se le daba mayor importancia, ahora no es así. A los hombres se les exige estéticamente tanto como a las mujeres y un hombre con entradas puede no estar a la altura de lo que una empresa busca a nivel de imagen.

A nivel personal, la falta de pelo también puede ser un problema en cuanto a las relaciones de pareja. Mujeres y hombres son cada vez más exigentes en este terreno y es fácil encontrarse con rechazos porque la falta de pelo no es atractiva o hace que la otra persona aparente más años de los que en realidad tiene.

El cabello y la autoestima

Todas estas razones pueden hacer que un hombre con falta de pelo acabe sufriendo serios problemas de autoestima. No es algo raro, pues si ve que ese problema del que no es responsable le está cerrando puertas a nivel personal o laboral, es lógico que acabe sintiéndose así.

Pero hay que pensar que hoy es posible tomar las riendas en ese terreno y poner solución al problema, ya que el injerto de cabello es una técnica que da muy buenos resultados y que garantiza que el pelo que se injerta se comportará como el natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *