Césped artificial para tu terraza exterior

El césped artificial es mucho más que una solución para los jardines. Este producto tiene muchos usos y algunos de ellos son en el interior de tu hogar. Si vives en un piso con una gran terraza exterior, puedes hacer que esta tenga un aspecto parecido a un pequeño jardín gracias a esta hierba que no requiere de grandes cuidados especiales.

Las terrazas de exterior, especialmente si son abiertas, suelen tener una pequeña inclinación en el suelo para que el agua que se acumula de la lluvia caiga por algún pequeño caño de desagüe. Esta inclinación es suficiente para drenar también el agua que se acumula en la hierba, por lo que es posible colocar el césped artificial directamente sobre las baldosas, especialmente si estas están bien puestas y el aspecto del suelo es liso.

Una de las ventajas de esto es que no vas a necesitar a nadie para colocar tu césped, podrás hacerlo tú mismo. Solo tienes que medir el espacio y comprar lo que necesitas para rellanar esos metros cuadrados. Puedes unir los diferentes trozos de césped artificial con bridas verdes que, bien recortadas, no dejarán ninguna huella de que están ahí y que te resultarán muy sencillas de poner, tal vez más que otros métodos más profesionales.

La sujeción del césped

Uno de los riesgos del césped artificial es que si no está bien sujeto puede moverse y se forman arrugas que no solo son feas desde el punto de vista estético, sino que pueden causar también accidentes, como tropezones.

Para evitar esto se recomienda que el césped artificial se sujete muy bien por los extremos. Hay diferentes maneras de hacerlo, desde pegando el césped al suelo por los bordes, algo que se puede reforzar con puntos de pegamento en diferentes áreas del terreno, hasta con algún sistema de agarre más fácil de retirar si se decide quitar el césped. Un sistema formado por un rodapié puede ser una manera rápida de mantener la hierba en su lugar.

Este césped es muy resistente y puedes limpiarlo fácilmente con un poco de agua y un cepillo. Es apto para que los niños jueguen sobre él y también para que disfruten las mascotas. Y no hay problema alguno con colocar muebles sobre la hierba, por lo que podrás decorar tu terraza como más te guste y darle cualquier utilidad que tuvieras programada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies