Cómo cubrir los radiadores de tu casa

Con la llegada del frío, la calefacción adquiere de nuevo protagonismo en el hogar. Los radiadores son un elemento fundamental en invierno, pero es muy habitual que resulten antiestéticos con el resto de la decoración de tu casa. Para ello, te proponemos varias formas elegantes de cubrirlos, reutilizando muebles de IKEA, colocando cortinas o instalando estanterías.

Cómo-cubrir-los-radiadores-de-tu-casa

Hay muchas formas originales de ocultar los radiadores con una estética coherente con la decoración y el resto de muebles de la casa. Para ello es necesario imaginación y ponerse a trabajar un poco. Una opción estupenda es dejarse inspirar por muebles del IKEA, y trabajar para adaptarlos como muebles cubreradiadores. Por ejemplo, si echas un ojo a los cabeceros de baldas de la marca sueca, encontrarás varios modelos que te servirán para colocarlos alrededor de tu calefacción. Sólo necesitarás 3 baldas de madera para cubrir los laterales y la parte superior. Este sistema permite que el calor se extienda por la sala. Además de cumplir con una función decorativa, tiene ventajas funcionales, ya que permite el uso de las baldas y el tablero superior para colocar objetos.

Los espacios de la casa que más se prestan a utilizar esta solución de decoración es el recibidor, sobre todo si disponemos de radiadores no exactamente bonitos. Se utilizan mucho también en el salón y en los dormitorios, resultan ser muy útiles para colocar libros o revistas.

Algo muy parecido puedes hacer con algunas mesas de almacenaje, como la HOL. Después de tener en cuenta todas las medidas y adaptar la mesa al radiador, sólo te hace falta un estante para la parte superior. En IKEA hay varios tipos, desde los estantes de pared más sencillos (LACK), estantes con cajones (EKBI ALEX) o incluso con especieros (BEKVÄM), muy práctico si el radiador que queremos cubrir está en la cocina. El estilo de IKEA es muy minimalista con lo cual no habrá problemas en adaptar los estantes sea cual sea el estilo de tu hogar.

Si los radiadores de tu salón o dormitorio están bajo una ventana, y no quedan bien con el resto de los muebles y la decoración, instalar unas cortinas que lo cubran es otra opción muy práctica y enriquecedora para la estética de la habitación. Lo mismo sucede con los paneles japoneses, qué además darán un toque divertido y desenfadado a la habitación.

¿Qué te parecen nuestras ideas? Anímate a decorar tus radiadores este invierno y comparte tus ideas con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *