Consejos para aumentar la funcionalidad de una cocina pequeña

Antes de escoger cualquier estilo hay que tener muy en cuenta que la cocina es una estancia donde pasamos mucho tiempo, donde preparamos la comida e, incluso, comemos. Por eso, a la hora de elegir la distribución, los muebles y los colores no hay que perder de vista la funcionalidad.

Si la cocina es pequeña, el color va a jugar un papel fundamental. Si optamos por colores claros aprovecharemos mejor la luz, lo cual dará una mayor sensación de espacio. Respecto al revestimiento de las paredes, los azulejos han perdido su hegemonía. Ahora se estilan más las pinturas clásicas y los papeles pintados. Aunque una buena solución sería colocar azulejos hasta media altura y el resto de otro color o textura. De este modo, el techo parecerá más elevado.

En cuanto a los electrodomésticos, lo más aconsejable sería escoger aquellos que realizan dos o más funciones y, además, se pueden integrar con el resto del mobiliario. Si los situamos de manera adecuada, no sólo ahorraremos espacio, también incrementaremos la funcionalidad de la cocina. Capítulo aparte merecen las campanas, debemos estudiar su potencia para que los olores no se propaguen por el resto de la casa.

Armarios, cajones y estantes van a desempeñar un rol clave puesto que del uso que le demos dependerá en gran medida el orden la cocina. Es aconsejable aprovechar las paredes para colgar elementos del menaje o el horno para guardar ollas y sartenes.

Por último, para ahorrar más espacio es recomendable sustituir la mesa con sillas por una barra de desayuno o por una mesa plegable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *