Embalajes para mudanzas: materiales, usos y tipos

En una mudanza, es evidente que transportaremos objetos de todo tipo (vajilla, mobiliario, electrodomésticos…) y nos encontramos con que algunos de estos productos requieren un trato más cuidado que otros y es por eso que, en función del objeto que vayamos a transportar, el embalado que realizaremos será distinto. Tanto en sus materiales como en su forma de hacerlo.

En consecuencia, hoy vamos a hablar de los distintos usos y tipos del material que forman los embalajes para mudanzas, para que conozcas los pros y los contras de cada uno de los métodos de embalaje disponibles en el mercado a día de hoy.

El elemento para guardar pertenencias por excelencia en las mudanzas son las cajas de cartón. En este caso, se suelen utilizar cajas de cartón corrugado doble e incluso, triple, ya que estas pueden soportar hasta 300 kilos de peso.

Estas cajas suelen estar disponibles en infinidad de tamaños, incluso pudiendo encontrar cajas de cartón a medida en función de qué queramos introducir en ellas. De cualquier manera, es imprescindible que la caja sea nueva, puesto que si ya ha tenido usos previos, es posible que el cartón se haya ido desgastando y esto provoque una avería importante durante nuestra mudanza, como, por ejemplo, rotura de la caja y la caída de materiales.

Pero las cajas no son el único material habitual en una mudanza. El plástico de burbujas, por ejemplo, también se encuentra presente en casi todas las mudanzas que se realizan alrededor del mundo, debido a que permite proteger los productos gracias al aire que se encuentra entre sus láminas. Es muy interesante puesto que es flexible, puede comprarse en grandes cantidades y cortarse a la medida que más nos interese, pudiendo así aprovechar todo el producto.

Más materiales utilizados en mudanzas profesionales

Además de los citados anteriormente, existen multitud de materiales que se utilizan en las mudanzas profesionales para la comodidad del cliente y para facilitar el movimiento y transporte, maximizando la seguridad de las pertenencias de los clientes.

  • Armarios para la ropa colgada: ahorra tiempo puesto que no requiere de ir sacando la ropa de sus perchas y guardándola en cajas de manera ordenada.
  • Goma espuma: se suele utilizar para las plantas.
  • Fundas para colchones: para evitar posibles roturas al engancharse con otros productos y además prevenir que no se ensucien.
  • Papel Kraft: se suele poner en la superficie de los muebles para protegerlos de posibles rayaduras.
  • Mantas: para proteger los muebles e incluso facilitar el movimiento de los mismos.

Las empresas de mudanzas son expertas en el cuidado y transporte de pertenencias por lo que aseguran la realización de mudanzas Madrid sin sobresaltos, haciendo que esto sea un proceso sencillo para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies