La moda retro recupera las escaleras de caracol

La moda retro está llegando a la decoración del hogar. Muebles, tapizados, accesorios de decoración y todo tipo de elementos que completan el diseño de interior de una casa están recuperando los estilos de entre los años 50 a los años 80, a veces con ciertos toques de modernidad y en otras ocasiones como verdaderas réplicas de una época ya superada.La-moda-retro-recupera-las-escaleras-de-caracol

Uno de los elementos que está recuperándose a raíz de esta tendencia retro en el sector de la decoración es el de las escaleras de caracol. Además de ser las más complejas a nivel arquitectónico, también ofrecen la más variada gama de diseños y decoraciones para completar el estilo de una vivienda.

La importancia de las escaleras de caracol a nivel funcional y decorativa ha sido recientemente expuesta por la tesis doctoral del arquitecto Alberto Sanjurjo Álvarez, que explica cómo desde la Edad Media han servido para unir dos habitáculos en espacios interiores muy reducidos, así como para ofrecer distintos servicios en castillos, palacios y edificios públicos.

Dentro de la moda retro, la escalera de caracol mantiene la misma funcionalidad, pero además ofrece la posibilidad de incluir el típico estilo de esta tendencia en su decoración. Este estilo se caracteriza por líneas muy finas y a menudo cilíndricas, potenciadas por la propia estructura en hélice ascendente, pequeños escalones montados unos sobre otros alrededor del eje central y los laterales a menudo dispuestos con elementos ornamentales como flores, hojas o todo tipo de vegetación forjada en el hierro de la estructura.

Por descontado también se puede aplicar en caso de escaleras de caracol con laterales completos y sin huecos, tapizados de diferentes motivos o incluso vinilos en caso de que la moda retro que se desee recuperar sea el del estilo pop de los 80.

Otra cuestión a tener en cuenta con respecto a las escaleras de caracol con estilo retro es el espacio a su alrededor. Mientras una escalera funcional aprovecha el espacio que se le ha dedicado para su ubicación, una escalera de caracol, sobre todo en estilo retro, ocupa menos espacio, pero al mismo tiempo atrae más la atención por su cuidado diseño. Es preferible ofrecer un espacio exento de decoración contigua para evitar cierto recargamiento.

La propia escalera de caracol se encargará de llenar todo el espacio, mientras la decoración retro podemos destinarla al resto de la estancia con una separación con respecto a ella de un metro aproximadamente. Obviamente esto descarta las paredes, que suelen recibir de forma cercana a la escalera de caracol y que, por descontado, pueden ofrecer un diseño retro que encajará sin problemas con cualquier otro elemento de la estancia, siempre que se mantenga cierta armonía en el estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *