Obras y reformas en casa

reformas-en-casaHay muchas obras y reformas que se pueden llevar a cabo, y las más habituales son las paredes, baños y cocinas. Las reformas de paredes entrañan mucha atención y planificación, como cualquier obra que hagamos en casa, pero hay que tener en cuenta que las paredes soportan nuestra casa, y la limitan a nuestro gusto. Por tanto, las paredes son un elemento esencial que transformará nuestro hogar en algo agradable o en una ratonera, hablando claro. Hay distintos tipos de paredes que se pueden reformar. Están las paredes (o tabiques) de pladur, de ladrillo, madera o de hormigón. Dependiendo del material que se emplee para construir dicho tabique, tendrá unas u otras ventajas y funcionalidades. La elección del material de forma previa a las obras, se incluye dentro de la planificación de las obras. Según un estudio en este campo, uno de los motivos por los que se reforman o modifican las paredes es para ganar más espacio, aprovechar el que tenemos y sacarle mayor partido. O bien porque queremos crear una puerta, o una ventana.

Según las empresas que entienden de esto, lo más habitual sería realizar derrumbamientos de tabiques para elevarlos nuevamente en un ángulo o colocación diferentes. En cuanto a las reformas de los cuartos de baño, lo más común es colocar baldosas en el suelo, en las paredes, cambiar el inodoro o el bidé, cambiar los desagües, instalar platos de ducha o cambiar los lavabos. Cuando una casa tiene dos baños, se suele instalar una bañera en uno, y plato de ducha en el otro, para aprovechar más el espacio (en el caso de que se trate de cuartos de baño de tamaño reducido)

Las reformas suelen llegar cuando la familia aumenta. Los niños necesitan espacio, un lugar donde estar, y unos cuidados especiales que requieren de atención. Por ejemplo, en el caso de los baños, los padres preferirán tener una bañera amplia para bañar a los niños sin peligro de que se caigan o resbalen, que meterlos en el plato de la ducha. Pero también va por gustos, porque los platos de ducha vienen normalmente recubiertos por unas portezuelas de cristal que impiden que los niños puedan caerse, más que nada, porque no dispondrán de tanto espacio para ello. Pero bien es cierto que también es una desventaja, pues cuando los niños son pequeños, deberían ducharse acompañados, y el plato de ducha no deja mucho espacio para dos personas.

La arquitectura y la construcción siguen evolucionando y avanzando en nuevas tecnologías y materiales que faciliten las obras, las reformas, rehabilitaciones de fachada y cualquier modificación que se quiera hacer en el hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *