Premisas para adornar una terraza

Cuando llega el buen tiempo, tener una casa con terraza es una maravilla. Sin embargo, mucha gente las tiene desaprovechadas y ni siquiera las decoran. No sacan partido de su gran valor agregado. Una terraza puede ser utilizada como una extensión interior del hogar o bien ser una estancia diferente pero totalmente utilizable en ambos casos. Para conseguirlo, hay que conseguir que resulte cómoda y agradable. Lo primordial es escoger un estilo y actuar en base a él ya que éste determinará los colores y el mobiliario

Como casi siempre que se hace mención a la decoración, se empieza por la pintura. Las paredes tienen un gran peso en el estilo de los ambientes, ya sean interiores o exteriores. El color elegido va a ser muy determinante en el resultado final.

Respecto al mobiliario, aunque la terraza sea pequeña, es casi imprescindible disponer de mesas, sillas u otro mueble auxiliar. Éstos deberán ser acordes al estilo elegido y, además, impermeables para resistir las inclemencias meteorológicas.

Todo espacio exterior puede ser adornado sin mucho esfuerzo con flores, plantas y arbustos. Lo más sencillo sería optar por plantas perennes puesto que, una vez plantadas, requieren de muy poco mantenimiento. No obstante, dedicándole un poco de atención se podría plantar alguna especie más exótica que daría un toque de distinción a la terraza. Independientemente de las plantas elegidas, la clave es que estén bien atendidas porque la decoración puede deslucir si la vegetación no está en buen estado. Otro detalle importante son los maceteros, los elegidos no deben desentonar con el conjunto de la terraza.

Estas son las premisas básicas para empezar dar un estilo definido a una terraza y sacarle todo el provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *