¿Qué sabes sobre la madera que tienes en casa?

La madera es uno de los elementos más presentes en casa, o al menos uno de los que deberían de estar más presentes si hemos elegido bien nuestro mobiliario y complementos del hogar.

Las puertas de madera, como las que puedes encontrar en https://www.agloma.es/, le dan a tu hogar un toque muy especial y aportan mucha calidad. Puertas de auténtica madera, que son resistentes y que están tratadas para que el vapor del agua o la fregona no les afecten y se mantengan siempre como el primer día.

Estas puertas solo necesitan una mano de barnizado cada cierto número de años, dependiendo del trato que se les dé, y se verán siempre como nuevas. Además, los tonos y acabados de la madera no se pueden comparar con otro tipo de puertas que parecen fabricadas en cartón.

Madera para los suelos

Quizás has puesto tarima flotante en tu casa pensando que es auténtica madera. Realmente da el pego con los acabados tan bonitos que suelen tener. Pero lo cierto es que la mayoría de las tarimas que puedes comprar en centros de bricolaje no son de verdadera madera y esto es algo que se nota con el paso del tiempo.

Los suelos de madera son más caros, pero también son mucho más bonitos. Pero incluso si escoges un suelo laminado debes de optar por uno de buena calidad, sin fiarte de ofertas de grandes superficies. Los profesionales de la madera también te pueden dar las mejores ofertas en laminados de alta gama.

En los suelos de madera hay que destacar el clásico parquet, el cual aguanta impecable muchísimos años y, una vez que acusa el paso del tiempo, solo hay que acuchillarlo y barnizarlo para que vuelva a estar como el primer día.

Madera para las paredes

Los revestimientos de madera también están de moda para las paredes de la casa y no solo para los suelos. Hasta hace poco, lo habitual era que este tipo de acabados se dieran tan solo en viviendas rurales, pero hoy se trabaja con revestimientos que no tienen acabado rústico, sino terminaciones más elegantes pensadas para casas de ciudad.

Estos revestimientos aportan calidez a la habitación, pero además de eso pueden proporcionar un mejor aislamiento tanto térmico como acústico. Una madera bonita, como la de roble, es perfecta tanto para un salón como para un dormitorio y no precisa prácticamente de mantenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *