Recomendaciones para elegir caja fuerte para tu hogar

Existen muchas razones por las que adquirir una caja fuerte para nuestras casa: evitar robos de elementos que no pueden reponerse, evitar el deterioro de determinado bienes frente a incendios, inundaciones o incluso del paso del tiempo, obtener beneficios en la prima de los seguros de hogar o simplemente aumentar la tranquilidad y privacidad para el propietario de la vivienda.

Ahora bien, no todas las cajas fuertes son iguales ni todas sirven para los mismos usos, por lo que a la hora de buscar la más adecuada a nuestras necesidades conviene tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

Ten claro el uso que le vas a dar

Esto es importante porque según a que destines la caja fuerte podrás elegir entre las siguientes opciones:

  • Cajas fuertes de seguridad para objetos de valor, efectivo y documentos importantes.
  • Cajas con ranura o tolva para introducir dinero, sobres u otros elementos de pequeño tamaño sin necesidad de abrir la caja.
  • Cajas de cobro, como a las anteriores pero destinadas a custodiar mayores cantidades de dinero cada día.
  • Pequeñas cajas de seguridad para guardar efectivo a las que se conoce como caudalitas.
  • Cajas cuyo principal uso es la custodia de llaves.
  • Cajas de seguridad con ventilación destinadas proteger equipos informáticos y videograbadoras.
  • Cajas ignífugas resistentes a incendios.
  • Cajas para para la custodia de armas de fuego (arneros).

Asegurate que cumple la normativa europea

La Norma Europea que regula la resistencia al robo para cajas fuertes domiciliarias es la EN 14450.

Esta norma nos asegura que la caja ha pasado las pruebas y ensayos pertinentes que aseguren unos niveles de resistencia adecuados frente a posibles robos.

De acuerdo a esta norma la caja está certificada para un determinado nivel de resistencia y cuanto mayor sea el nivel de resistencia, mayor será la protección ofrecida.

Otros ensayos se realizan para determinar el nivel de protección al fuego que tiene la caja fuerte. Según lo que vayamos a guardar dentro la caja fuerte deberá ser más o menos resistente al fuego.

No es lo mismo una caja destinada a guardar joyas que pueden resistir elevadas temperaturas sin deteriorarse que una caja destinada a guardar DVD, cintas o grabaciones antiguas.

Calcula bien el tamaño que necesitas

El tamaño de las cajas fuertes se mide en litros que caben en su interior o lo que es lo mismo su volumen. Las más comunes para el hogar son aquellas que van desde los 20 a los 40 litros, pero habrá que tener claro que no se nos quedan pequeñas.

Recurre a un instalador de reconocido prestigio

Es importante que recurramos a un profesional de reconocida experiencia ya que nos estamos jugando que la caja fuerte cumpla realmente con su cometido.

Un verdadero profesional de cerrajería le mostrará qué norma cumple cada caja y le asesorará sobre la caja que le conviene en función de sus particulares necesidades.

Tenga en cuenta, además, que las compañías de seguros solo validan aquellas cajas fuertes que han sido adquiridas con homologación.

Como ves, no resulta complicado elegir la caja de seguridad adecuada a nuestras necesidades pero si sigues estos consejos evitarás tomar la decisión equivocada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *