Tu baño recogido y limpio

El baño tiende a ser la habitación de la casa que menos nos gusta limpiar, a pesar de ser la más utilizada y, evidentemente, la que más se ensucia. Por este motivo, debemos utilizar algunos trucos para intentar mantener el mayor orden posible en nuestro baño.

Los cestos: están muy de moda los cestos de mimbre, aprovecha su económico precio para poner uno de estos cestos en el baño. Será de gran utilidad para echar la ropa sucia, y no tenerla en el suelo del baño. También se pueden poner cubos de plástico, pero si colocamos un cesto bonito, además de organizar, decorará nuestro hogar.

Por otra parte, existen cestas, ya sea de mimbre, paja, plástico, etc., ideales para organizar nuestros cajones. Podemos utilizar cestos de todo tipo de tamaños, por ejemplo las grandes para las toallas o el papel higiénico; las medianas para los productos de belleza (cremas, laca, espuma…); y las más pequeñas para los artículos de peluquería como gomas, horquillas, diademas y mucho más.

Papeleras: es muy útil colocar papeleras en el baño; además ahora están muy de moda las papeleras de acero. Pero siempre coloca una bolsa de basura dentro de ésta, ya que a la hora de limpiar simplemente desecharemos la bolsa y colocaremos una nueva.

Dispensador de jabón: hemos conocido la pastilla de jabón, pero ¡que manera de ensuciar! Utiliza un dispensador de jabón para mantener tu lavabo alejado de los residuos de jabón y así facilitar su limpieza.

Ganchos: Coloca ganchos detrás de la puerta para los albornoces, toallas o trajes de baño.

Asigna colores: si tienes familia, un buen consejo es la asignación de colores. Cada persona tendrá un color para su toalla, cepillo de dientes, su esponja… y así la organización será máxima.

Productos diarios: si quieres tener una organización ideal, coloca en los primeros cajones o en la zona de mayor alcance los productos más utilizados en tu día a día, como la pasta de dientes, el desodorante, la crema facial, etc. Y los productos menos utilizados en los cajones más bajos o al fondo del armario.

Bandeja en la bañera: ten siempre a mano los productos de la ducha, como el gel, el champú, la mascarilla, etc. Tu mejor aliado será la bandeja colocada en la pared.

Ambientador: no hay que olvidar el buen aroma en el baño. Actualmente, tienes a tu disposición numerosas clases de ambientador, sólo tienes que elegir el que más te guste.

Desechos: es de gran utilidad repasar de vez en cuando los productos de nuestro baño, y así desechar todos aquellos que estén vencidos por caducidad, artículos viejos en desuso, etc. Es una buena manera de mantener el orden y un gran entorno en tu baño.

Si quieres mantener tu baño organizado y limpio ¡sigue estos consejos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *