Ventajas de los controles de inventarios por RFID

El control de inventarios es muy importante en toda empresa. Con el mismo, las empresas conocerán, con relación a las materias primas, repuestos y productos terminados, los siguientes datos claves: la existencia y la velocidad de rotación.

Con los datos que se obtienen de un buen control de inventarios, las empresas son capaces de tomar decisiones acertadas, para disminuir sus costes operativos.

El control inventario RFID es la tecnología más eficiente para llevar a cabo estas actividades de manera automática, rápida y precisa.

Aquí exponemos las grandes ventajas que esta tecnología puede ofrecer a tu empresa, en esas engorrosas y delicadas actividades de control de inventarios.

¿En qué consiste el control inventario RFID?

El control inventario RFID es una tecnología de detección de mercancías, objetos y repuestos utilizando radiofrecuencias. Para tales fines, se colocan tarjetas de identificación a cada producto, las cuales podrán detectarse por el campo electromagnético de un equipo transmisor y receptor.

Posteriormente, esos datos son entregados a un sistema informático para su procesamiento y utilización.

Mayor alcance de detección

Las tarjetas que traen los artículos se detectan a distancias entre tres y nueve metros, con tarjetas pasivas. Sin embargo, utilizando tarjetas activas, la distancia llega hasta 100 metros.

La detección no depende de la orientación perfecta del transmisor RFID, con relación a las tarjetas que llevan los artículos. Esto hace mucho más cómodo el proceso.

Por otra parte, no será necesario abrir cajas para acceder a cada producto, con el riesgo de ocasionar daños.

El transmisor y receptor puede estar integrado a un pórtico de entrada o salida de montacargas y camiones. De esta forma, conocerás inmediatamente la cantidad y tipo de artículos que entran o salen de un almacén.

Alta velocidad y volumen de detección de datos

En un simple barrido puede encontrar centenares de tarjetas identificadoras de productos, con alta precisión. Esto es muy importante porque acelera el proceso de control de inventario, sin caer en errores.

Las tarjetas identificadoras llevan una mayor cantidad de información, tales como: marca, color, talla, proveedor, fecha de fabricación, fecha de caducidad, fecha de compra, orden de compra, etc.

Alto nivel de seguridad

Las tarjetas son extremadamente difíciles de copiar o modificar su información. De esta forma, reducirás el hurto de repuestos, materiales y equipos, por parte de los empleados de tu empresa.

Alta durabilidad

Tanto los transmisores como las tarjetas resisten el paso del tiempo en condiciones adversas, tales como: polvo, temperatura, humedad, ruido, vibración, intemperie, etc. Es esta larga durabilidad la que te garantizará un buen retorno de inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies